ESPECIALES LV | Eleodoro Goitia: Tiempo y espacio dedicado a conocer la historia de Punto Fijo

Nuestra cita fue esta vez con un hombre sencillo conocido por muchos en el estado Falcón: abogado, periodista, locutor y académico. Así es Eleodoro de Jesús Goitia Sánchez, natural de Jadacaquiva, municipio Falcón, casado con doña Albérica Lúquez y padre de 7 hijos; quien al referirse a ellos lo hace con orgullo.

Estudió en la Escuela Técnica Industrial de Punto Fijo y desde muy joven en el año 1959 siendo menor de edad participó en política, en las filas del partido Unión Republicana Democrática (URD).

 SU  PASIÓN: PERIODISMO, LEYES Y FORMACIÓN

Eleodoro Goitia, fue fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP) en Paraguaná, miembro del sindicato de radio y luego inició la lucha junto a otros periodistas por la fundación del Colegio Nacional de Periodistas seccional Paraguaná. Trabajó toda su vida en Radio Punto Fijo, donde fue redactor y jefe de prensa del Correo Peninsular, locutor del programa de música venezolana Surcos Criollos; productor y moderador del programa de opinión “Tiempo y Espacio” -41 años- transmitido por radio Punto Fijo y Director de Falconiana FM.

Pero además este hombre de la comunicación laboró como corresponsal del Diario Crítica de Maracaibo, también trabajó en radio América, jefe de redacción del Diario El Regional y el Carabobeño, corresponsal del Diario El Nacional, todas estas últimas responsabilidades en estado Carabobo. .

Conozcamos los acontecimientos más importantes en la creación de la JERARQUÍA JURÍDICA-MUNICIPAL DE PUNTO FIJO como Distrito, por parte de nuestro entrevistado quien dedicó su tiempo y espacio a este reportaje especial.


 ALIANZAS EN PRO DE PUNTO FIJO

Eleodoro recuerda que la península de Paraguaná era un solo Distrito denominado Falcón, y Punto Fijo un caserío que dependía de su capital Pueblo Nuevo. Considera que tuvo la suerte al ser diputado de la otrora Asamblea Legislativa del estado Falcón en 1968 y estar también involucrado con el Comité pro Punto Fijo Distrito que buscaba tener su autonomía.

Todo comenzó luego del proceso de elecciones en 1968 de la antes mencionada Asamblea Legislativa; un 20 de febrero en un local de Jadacaquiva, viniendo del pueblo de Tabe se acordó que una de las primeras misiones a ejecutar por los diputados por Paraguaná, sería apoyar la iniciativa de elevar a Punto Fijo a Distrito.

Asevera que, “en Punto Fijo también había un comité que trabajaba para ello, lo presidian Jofre Paúl Jatem, Cayayo Sierralta, don Rafael González, Jorge Tovar, profesor Carlos Whonsiedler, entre otros. Para ese entonces, comenta Goitia que ocupó el cargo de presidente de la comisión de Constitución y leyes de la referida Asamblea Legislativa, hoy Consejo Legislativo donde se elaboró un proyecto de Ley con un estudio socioeconómico sobre Punto Fijo”.

Punto Fijo apenas tenía 70 mil habitantes, pero ya se trabajaba en el proyecto llamado “Ley de modificación de la Constitución del estado Falcón” presentado en el mes de noviembre de 1969; y que luego fue aprobado en primera discusión en medio de grandes dificultades. Eran 24 diputados, pero casi la mitad no estaba de acuerdo por razones de tipo políticas con la elevación de Punto Fijo a Distrito.

Señala Eleodoro “que en ese momento la gente de Pueblo Nuevo se había dejado llevar por quien era el presidente del concejo municipal de la época, Andrés Moller Romero, que por intereses económicos, más que políticos, junto con un cura organizaron movimientos en contra de la creación del Distrito Punto Fijo”.

Lo importante de este episodio, asevera Goitía, fue que aquí en la ciudad todo el mundo se movilizó; las juntas de vecinos, cámara de comercio, sindicatos, las dos emisoras de la época (Radio Punto Fijo y Ondas del Caribe), además del Diario Médano, entre otros. Todos con el fin último de lograr la tan anhelada autonomía y pasar a ser un Distrito.

DE 24 SE NECESITABAN 13 VOTOS

Apoyado en una pequeña agenda que revisa durante la entrevista Eleodoro, recuerda que “cuando se presenta el proyecto y se aprueba por unanimidad, gracias a los diputados de AD y URD, entre ellos Hildemaro Villasmil, Gustavo Vizcarrondo, Fermín Hernández, Manuel Teodoro Brett, la profesora Flor de Escalante, Ángel María Fernández, Teófilo Meneses, José Guadalupe Polanco, entre otros y mi persona; las otras fracciones de Copei y MEP no apoyaron y se retiraron del lugar; situación que fue aprovechada por quienes estábamos a favor de esta iniciativa y el 12 de diciembre de 1969 bajo un ambiente tenso se promovió y aprobó el proyecto de Ley gracias a la mayoría de votos”.

La decisión fue celebrada por la población de Punto Fijo en el club Falcón, que en esa época estaba ubicado por la bajada de Carirubana, al final de la calle Progreso.


UNA HISTORIA NO MUY CONOCIDA

El gobernador del estado en esa época era el ingeniero Ramón Antonio Medina, quien estaba de acuerdo con el proyecto y era excelente amigo de Paraguaná, expresa Goitia.

Medina -comenta Eleodoro- les daba recomendaciones de que no podían venirse de Coro ese mismo día de la aprobación porque en la vía Santa Ana (no existía la autopista), específicamente entre un bar y una bomba de gasolina estaba un grupo de personas que eran contrarias al proyecto y los esperaban.

“Efectivamente -a eso de las nueve de la noche- se encontraron con el grupo, recuerda Goitia que iba acompañado de Teófilo Meneses, de un primo y un amigo PTJ, quien disparó al aire para que la gente se dispersara. De allí salieron comentarios que los habían atacado cuando regresaban a Punto Fijo, pero en realidad no fue así”.

DESIGNACIÓN DE UNA JUNTA ADMINISTRADORA

Lo cierto es que luego de aprobado y publicado en gaceta oficial del Estado Falcón la decisión de la Asamblea Legislativa, el 3 de Enero de 1970, el gobernador Medina le puso el ejecútese al proyecto de Ley y posteriormente designó una Junta Administradora que hiciera las veces de Concejo Municipal.

Como se estaba creando en su momento un nuevo Distrito, el Distrito Carirubana, capital Punto Fijo, se nombró una Junta Administradora que tuviera las funciones de Concejo Municipal; que fue integrada entre otros por Jorge Tovar Higuera, Luis Galabí, José Ramón Viloria, Cayayo Sierralta, y Salomón Rojas y se designa por Copei a Don Enríquez Salima y -por el MEP- a Guillermo de León Calles.

Esa otrora Junta Administradora tuvo como consultor jurídico al abogado Oswaldo Moreno Méndez y como administrador a Napoleón Jurado, como secretario a Francisco Martínez y como cronista de la ciudad de Punto Fijo a don Rafael González.

Señala Eleodoro “que el 27 de febrero de 1970 fue cuando se instaló la Junta Administradora, -que pasó a cumplir funciones de Concejo Municipal-, en el auditorio de lo que hoy es la Escuela de Comercio; razón por la cual se celebra el día de Punto Fijo en esa fecha”.

GRANDES DIFICULTADES LUEGO DE LA AUTONOMÍA

Afirma Eleodoro que “la Junta Administradora pasó por grandes dificultades porque no tenía ni local, ni dinero, ni bienes ya que en su momento Moeller Romero, se llevo todo los mobiliarios; esto dio pie para que la gente de Punto Fijo comenzara a ayudar; la Shell, Creole, Cámara de comercio, Avipa, comunidades, entre otros, y comenzaron a donar equipos, se consiguió un local arrendado en la calle Mariño para que funcionara la otrora Junta Administradora, así comenzó sus funciones y rápidamente el municipio comenzó a surgir. Equipo que trabajaba desinteresadamente, los concejales no cobraban para ese entonces”.

Rememora que desde Pueblo Nuevo se organizó una protesta; y el Dr. Adolfo Martínez Guzmán, Manuel Teodoro Brett, Pepelupe Polanco se ofrecieron de mediadores para que fuesen entregadas las cosas que pertenecían a Punto Fijo y los secuestraron en la sede del concejo municipal, -fue una lucha larga- sin embargo gracias a la intervención del gobernador Medina y del obispo Monseñor Iturriza lograron que los ánimos bajaran y entendieron que era una necesidad que Punto Fijo pasara a ser un Distrito Capital. Oposición que también la hubo desde Coro en su momento.

Recuerda Goitia “que ese mismo día se tuvo que modificar el proyecto de ley porque Los Taques no querían seguir perteneciendo a Pueblo Nuevo sino a Punto Fijo, en igual condiciones estaba la gente de Jadacaquiva. Y Pepelupe Polanco propuso junto a otros, la redistribución de los espacios con nuevas nomenclaturas en términos de planificación apoyados por colaboradores entre ellos el señor Goitia quien era un topógrafo de la región”.

Con orgullo señala Eleodoro, “Punto Fijo poco a poco se ha ido desarrollando y ha logrado ser lo que es hoy, un municipio con un amplio desarrollo; y la gente que hace vida acá que no somos todos paraguaneros; sino de otras de otras latitudes han contribuido a lo que es hoy”.

     PARAGUANÁ TIENE UN GRAN FUTURO

Optimista por naturaleza, sueña ver a la península de Paraguaná convertida en un gran Estado independiente de Falcón, -ya que a su juicio- esta región tiene recursos económicos, políticos, sociales, académicos, refinerías para poder ser un Estado como lo es la Vargas en la actualidad.

Goitia manifiesta, “Pero tenemos que seguir trabajando para que las nuevas generaciones conozcan cual fue el sacrificio que se hizo para lograr este objetivo, lean la historia de nuestra región”.

A corto plazo la situación se va a revertir, volveremos a ser una ciudad pujante, somos privilegiados, tenemos puerto, aeropuerto, Zona Libre, mar Caribe, universidades y a pesar que en la actualidad no están como deseamos, eso se repone con la voluntad de todos.

Dios primeramente nos va a dar los recursos para que los que vengan puedan invertir sus recursos en la proyección y desarrollo de Paraguaná. Nuestra región tiene un gran futuro. Todo tiene su tiempo y espacio, finalizó Eleodoro Goitia.


 >> Viviam Goitia CNP 12.209

 >> FOTOS: Gledys Hernández / Liz Hernández