ESPECIALES LV | Coro: Museos de la humanidad

Humanidad


Caminar el centro histórico de Coro es revivir la historia leída, es volver 200 años atrás, transitar las calles de piedras y sus casas coloniales las cuales conforman el área patrimonial de la humanidad por sus particulares características que llenan de orgullo a sus habitantes.

Más allá de sus casonas en la zona colonial, Coro posee una variedad de museos, cada uno con particularidades que los diferencian de otros, pero atractivos a los visitantes quienes tienen la oportunidad de observar y conocer parte de la cultura falconiana a través de diversas colecciones que han sido recopilados durante décadas.

Entre las galerías que tiene la capital falconiana está el Balcón de Los Arcaya, museo de Artes, el museo diocesano Lucas Guillermo Castillo, museo de arte Alberto Henríquez y el museo Guadalupano.

Balcón de Los Arcaya: Museo de investigaciones y arte popular

El Balcón de Los Arcaya, es una hermosa casona construida en el siglo XVIII con adobe y elementos característicos de la arquitectura mudéjar procedente de España, lo cual se aprecia en sus techos y patios. Está ubicada en la esquina Zamora con Federación de la zona patrimonial.

Las ventanas del museo son tipo andaluz, rejas de madera y un portal tipo barroco donde hoy en día funciona como museo de losa y arte popular; además es sede del Centro de Investigaciones Antropológicas, Arqueológicas y Paleontológicas de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM).

En este espacio cultural, la jefa del Centro de Investigaciones Antropológicas, Arqueológicas y Paleontológicas de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, Gina Ojeda, ofrece la bienvenida a sus visitantes.

Ojeda explicó que en el museo próximamente funcionarán los programas académicos de la Unefm, entre los que destacan la Música, Conservación y Restauración de bienes, y Artes Audiovisuales.

La jefa del Centro de Investigaciones, precisó que esta casona histórica fue construida en el año 1725 aproximadamente, de acuerdo a la data de documentos históricos con la apreciación de tres ambientes, la entrada con el zaguán, un patio posterior y otro central que tiene una ambientación frondosa para el deleite de sus visitantes.

La planta principal del Balcón de Los Arcaya funciona como museo de ciencias y artes, Josep María Cruzet que  tiene siete salas disponibles para exposiciones.

Centro de visitantes

El Balcón de Los Arcaya recibe visitas diarias de colegios, además de jóvenes nacionales y locales. Anteriormente recibían semanalmente hasta cuatro y cinco visitas de grupos de extranjeros. Las visitas llegan actualmente a 400 mensual y escolares a 700 visitas, y al año a 1.400 visitas.

¿A qué se debe el nombre del museo de Los Arcaya?

Debe su nombre a que el último dueño de la casona fue el reconocido escritor, periodista y ensayista venezolano, Pedro Manuel Arcaya. La casa tuvo varios dueños, pasó de familia en familia, hasta que llegó a manos de los Arcaya.

¿Qué diferencia el Balcón de Los Arcaya del resto de los demás museos ubicados en la zona colonial?

Para Gina Ojeda, el Barcón de Los Arcaya se diferencia del resto de los museos ubicados en la zona colonial en cuanto a su estructura arquitectónica y por ser la única que tiene barcaza en la zona.

El museo de Los Arcaya está destinado al arte y a la ciencia. Allí resguardan la colección científica producto de las investigaciones que se hacían en el centro de investigaciones antropológicas y paleontológicas.

Asimismo,  resguardan la colección de mega faunas, grandes fósiles, yacimientos de Taima en el municipio Colina y de Urumaco en el municipio Urumaco; tienen grandes fósiles de mastodontes de cocodrilos gigantes, roedor gigante y otras series  de fósiles.

Además, en el museo resguardan las colecciones arqueológicas que contienen piezas prehispánicas de 1.400 años antes de Cristo.

De la misma manera, resguardan la colección etnográfica y antropológica que corresponde a las piezas que se colectaron en una investigación que hizo José María Cruzet en todo el estado Falcón y centros loceros de la geografía falconiana.

La jefa del Centro de Investigaciones detalló que también conservan cerámica de la losa popular, además de otros objetos que son etnográficos de una colección que se le donó a la universidad, y piezas de cerámica de todo el estado venezolano, de Europa y Latinoamérica.

Monumento histórico

La casa de Los Arcaya fue decretada por la nación venezolana como Monumento Histórico Nacional en 1960 y en 1964 aún permanecía en manos de la nación y fue cedida en 1977 a la Universidad Nacional Francisco de Miranda para el resguardo y custodia.

Luego, El Balcón de Los Arcaya se convirtió en sede del Centro de Investigaciones y quedó enclavada en la zona patrimonial mundial, declarada por la Unesco dentro de patrimonios mundiales en diciembre de 1973.

Para tener mayor información del museo Balcón de Los Arcaya, se pueden comunicar a través del número: 04164610808

Exposición especial

Gina Ojeda expuso que con motivo al Día de Coro y al Día de la Universidad ofrecerán una muestra permanente de la vida y obra de Joseph María Cruzet quien es el fundador del Centro de Investigaciones Antropológicas y Paleontológicas.

Museo de Artes de Coro

Museo de Artes de Coro, también fue llamado «Balcón de Bolívar». F: F. Canelón.

Uno de los lugares más espectaculares donde el arte de la pintura está representado en un solo lugar es el museo de Artes de Coro, que está ubicado en el paseo Talavera de la zona colonial.

En este espacio cultural, los visitantes son atendidos por la coordinadora del museo, Thaiby Martínez quien los transita por el museo que está cargado de historia y muestra las obras de pinturas expuestas para el momento.

El museo de Artes de Coro está ubicado en una casa que tiene aproximadamente 257 años que inicialmente fue llamada Balcón de Bolívar porque el Libertador visitó la casa el 23 de diciembre de 1826 y como muestra de ello, en el lugar existe un reconocimiento en una de sus paredes que entregó la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda.

Posteriormente la casona pasó a llamarse el Balcón de Los Sénior el cual está registrado en el libro Balcón de Bolívar del escritor Carlos González Batista, donde explica que el nombre de la casa se debe a los dueños de la última familia que vivió en el lugar.

Thaiby Martínez, explica que cuando la casa pertenecía a los Sénior pasó a ser un centro comercial y cuando llegaban los barcos en el puerto de La Vela, traían la mercancía para ser vendida a la comunidad o realizaba trueques.

La casona pasó a ser museo de Artes de Coro el 26 de noviembre de 1988, mediante convenio entre la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda que tenía la casa bajo su responsabilidad y el museo de arte contemporáneo Sofía Imber que deciden convertirla en un museo.

Martínez destaca que uno de los aspectos que diferencian al museo del resto de los existentes en Coro es que resguardan y ofrecen pinturas. Cada tres meses cambian las exposiciones de las salas.

El objetivo del museo de Artes de Coro, es que los falconianos no solamente conozcan el arte guadalupano, sino también el nacional e internacional. Reciben diariamente entre 50 y 100 visitas de colegios.

Características de la casona

En las paredes de la casona tiene unos testigos que indican el material de la casa. El piso fue construido inicialmente de ladrillos verticales y después horizontales. El arco de la entrada está construido de ladrillo, mientras que el techo es de madera.

Las ventanas y las puertas se mantienen del mismo color por ser patrimonio histórico y cultural, mientras que el techo es original y las decoraciones que tiene en cada habitación representan la jerarquía de quien las habitaba.

Espacios que conllevan al conocimiento

En la zona patrimonial de Coro están ubicados los diferentes museos, espacios destinados a la cultura, recreación, investigación y al aprendizaje de los estudiantes que a diario lo visitan.

El gobierno regional y la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda a través de un trabajo en conjunto hacen el esfuerzo para el mantenimiento de las instalaciones y la permanencia de personal calificado para ofrecer a propios y transeúntes, el valor histórico y patrimonial que cada casona posee.

Los museos permanecen abiertos de lunes a domingos y de entrada gratuita; además se puede asistir de manera individual o colectiva para disfrutar de sus espacios y exposiciones, que buscan narrar la historia de Santa Ana de Coro o Ciudad Mariana, reconocida por la UNESCO como museo de la humanidad.

 >> JOSÉ MANUEL GÓMEZ 

 >> FOTOS: FRANKLIN CANELÓN/ LIZ HERNÁNDEZ