Sábado, 16 Diciembre 2017

banner-victor-arriba
banner-dile-no-al-odio-2
La-Voz-de-Falcón01

Ajuste en sistema monetario depende de la productividad

Ajuste en sistema monetario depende de la productividad

De acuerdo con la opinión de especialistas, el ajuste del sistema monetario dependerá de políticas que estimulen la producción en las empresas. Según la Constitución vigente, la moneda nacional es el bolívar. La semana pasada, el primer vicepresidente de la asamblea nacional constituyente (ANC), Aristóbulo Iztúriz resaltó que en el país no habrá dolarización.

En América Latina, específicamente en Panamá y El Salvador circulan el dólar y monedas nacionales. Mientras que en Ecuador, solo circula el dólar estadounidense.

Para el economista Francisco Zalles, la estabilidad de la moneda es fundamental para el crecimiento económico,  por lo que comparte la circulación del dólar como moneda en Venezuela.

Detalló que el proceso tuvo un impacto positivo en Ecuador, citó como ejemplo que “las exportaciones ecuatorianas se han duplicado, el salario mínimo ha creció 10 veces, los depósitos bancarios se incrementaron, las tasas de interés bajaron, se pueden conseguir créditos a 20 años”.

Para dolarizar se necesita sustituir el pasivo monetario por el activo monetario que tiene el Banco Central, la tasa de cambio depende de la oferta y la demanda, dijo el economista.

Agregó que la dolarización es un esquema monetario, que tiene que ir acompañado de condiciones para la inversión,  “es liberalizar el comercio y apertura de capitales, ese es el secreto de Panamá”.

Allí comparó los procesos entre Ecuador y Panamá, sobre este punto dijo que durante los últimos 15 años, “el crecimiento económico anual de Panamá fue 50% superior al Ecuador. La diferencia entre Panamá y Ecuador es  la apertura económica. La diferencia de Ecuador con Venezuela, es la dolarización”.

En su opinión, la aplicación de la dolarización, no sería un incremento de la dependencia hacia los Estados Unidos, “ese país no tiene la política de apoya la dolarización”.

Recordó que el 9 de enero de 2000, el entonces presidente ecuatoriano Jamil Mahaud anunció la intención de dolarizar la economía, describió que en cuatro días después de su aplicación, las tasas de interés bajaron del 75% al 17%, en ese mismo tiempo, crecieron los depósitos bancarios. Posteriormente, aquel gobierno fue reemplazad,  sin embargo “no cambió el valor de los ahorros, por primera vez los problemas políticos ya no incidían en los ahorros”

En opinión de Zalles, no es necesario un préstamo internacional “Ecuador tenía una situación peor que la venezolana y con bajos precios del petróleo”.

Riesgos

El economista José Gregorio Piña, señaló que ante una dolarización, el país pierde la potestad monetaria, porque “no puede controlar la cantidad de monedas que emite ni la paridad cambiaria”.

En un proceso de circulación se tendría que establecer sobre cuál sería el tipo de cambio al cual se haría la conversión de los activos en bolívares, cuyo precio sería mucho más alto que el indicador ilegal, “hay que tener en cuenta que todos esos privados tendrían que pagar sus insumos y sus trabajadores con la divisa, con el dólar y no lo tienen”.

Agregó que los bancos no disponen de los dólares, tendrían que salir a adquirirlos, lo que subiría la tasa cambiaria.

Con la dolarización, los bancos tienen que prestar en dólares a tasas internacionales de esa moneda, “que están bajas”, en esa circunstancia, los bancos locales quedarían en desventaja con los bancos internacionales.

El economista afirmó que la inflación estaría en dólares. Enfatizó que el proceso de convertibilidad impedirá el uso de la política monetaria como instrumento para la política fiscal.

Con información de EU

LEA TAMBIÉN:

NOTAS RELACIONADAS