Comité Olímpico sin definición todavía.

La presión siguió aumentando este fin de semana sobre el Comité Olímpico Internacional (COI) para que aplace los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, previstos entre julio y agosto, debido a la pandemia de coronavirus, tras las peticiones de varias federaciones con mucho poder.

Desde hace varios días, la instancia olímpica, con sede en Lausana, intenta justificar su posición de aguardar acontecimientos, mientras que el balance de fallecidos por coronavirus se multiplica, con las medidas de confinamiento de la población tomándose en muchos países, afectando ahora a 900 millones de personas.

«No vivimos en una burbuja»

«No vivimos en una burbuja o en otro planeta. Claro que examinamos otros escenarios, pero no sería responsable hoy y sería prematuro partir de especulaciones y tomar una decisión», explicó el presidente del COI, el alemán Thomas Bach, en una entrevista el jueves con el New York Times, cuando le preguntaron por aplazar la cita que en teoría tendrá lugar del 24 de julio al 9 de agosto.

Desde Estados Unidos la respuesta no ha tardado en aparecer, desafiando la posición oficial de apoyo al COI del Comité Olímpico Estadounidense  (Usopc).

En primer lugar alzó la voz la Federación de Natación, USA Swimming, con el poder que le dan sus 33 medallas, 16 de oro, en los Juegos de Rio 2016.  Exigió el aplazamiento porque sus nadadores no pueden entrenar normalmente, a riesgo de poder resultar infectados o propagar ellos la enfermedad. Reseña su portal web Panorama.

LEA TAMBIÉN: