Viernes, 15 Diciembre 2017

banner-victor-arriba
banner-dile-no-al-odio-2
La-Voz-de-Falcón01

Consideraciones para tener un intestino saludable

Consideraciones para tener un intestino saludable

El colon, también denominado intestino grueso, se localiza en la parte final del sistema digestivo. Entre otras funciones, es el encargado de evacuar las heces, pero también está relacionado con el sistema inmunitario.

Para evitar enfermedades del colon, tales como el cáncer colorrectal, pólipos, colitis, diverticulitis o el tan extendido en nuestros días colon irritable se debe ser conscientes de que la alimentación juega un papel fundamental, por tanto, hay que saber diferenciar aquellos que benefician a nuestro intestino y cuáles no.

La importancia de una alimentación adecuada

Para cuidar el intestino se aconseja que las comidas sean pobres en grasas y ricas en proteínas y fibras. El mejor ejemplo de este tipo de alimentación se tiene en el patrón alimentario de la dieta mediterránea.

Cuando se piensa en alimentos saludables para el intestino, probablemente lo que a la mayoría le viene a la cabeza es la mencionada fibra. Para que su consumo sea más eficiente, se debe elegir alimentos que la contengan naturalmente, y no que la lleven añadida artificialmente.

Hay que beber por lo menos entre 6 a 10 vasos diarios. La cantidad de agua que se necesita depende de muchos factores, como la edad, la temperatura exterior y si realiza esfuerzos físicos. En relación a este último punto, hacer ejercicio de forma regular favorece una mejora en la movilidad intestinal y en la relajación, tan importantes para evitar los problemas de colon irritable.

Por otra parte, hay ciertos alimentos que no ayudan ni facilitan una buena digestión y que, por tanto, deberían ser evitados por personas que sufren trastornos digestivos. Se debe evitar las carnes rojas y procesadas y, si además se sufre de colon irritable, los lácteos.

GLOBOVISIÓN

NOTAS RELACIONADAS