Domingo, 17 Diciembre 2017

banner-victor-arriba
banner-dile-no-al-odio-2
La-Voz-de-Falcón01

Héroes Caquetíos| Freddy Marín un altruista formador de generaciones

Héroes Caquetíos|  Freddy Marín un altruista formador de generaciones
Foto: Héroes Caquetíos/ Él es un hombre decidido y arriesgado en muchos aspectos de su vida, sin embargo, tomar decisiones le cuesta.

“Mi mensaje es de fe, esperanza, soy un fiel convencido que los sueños se convierten en grandes realizaciones. Las personas cuando quieren alcanzar sus sueños, sencillamente deben dedicarse a ellos, el mundo de lo posible siempre está cerca”

 

 

Un joven proveniente de Adaure llegó a la Universidad en 1989 a cursar estudios en la carrera de Educación. ¿Quién se imaginaría que 17 años después sería el Decano de la Universidad del Zulia,  Núcleo Punto Fijo?

En esta casa de saberes  cursó estudios de especialización, maestría, doctorado y post doctorado en Ciencias Humanas. Fue el coordinador de la comisión para la creación del Programa de Doctorado de Planificación y Gestión del Desarrollo Regional, así como de la Maestría en Enseñanza de la Ciencias.  Fue por más de 20 años miembro del personal docente y de investigación,  y se jubiló  el 2016, como profesor titular a dedicación exclusiva.

freddy3“Me defino con un eterno soñador, desde pequeño vivía soñando en voz alta, me siento un triunfador, porque todo lo he hecho con amor y entrega,  lo he logrado desde el esfuerzo, la dedicación, la constancia, pero sobre todo creyendo en mí, en mis potencialidades y en las ganas de hacerlo”.

Así, nuestro Héroe Caquetío, Freddy Valmore Marín González sintetiza su más ferviente pasión, enseñar e inspirar a través del conocimiento a un sin número de generaciones de profesionales. Su plataforma, el Núcleo LUZ Punto Fijo.

“Siempre me visualicé en grandes espacios de actuación, ayudando a todo el que pueda ayudar, creo que ha sido uno de los principales pilares. Me visualizaba siempre como un maestro, como una persona que podía ser capaz de trasmitir, y de enseñar a los demás, no solo trasmitir información, sino conocimiento”.

La  Universidad del Zulia es para mí, expresa Marín el principal espacio donde yo he logrado desplegar mis potencialidades, he logrado desarrollar el proceso de compartir con nuevas generaciones, he participado en la formación de generaciones, de profesionales en distintas áreas del saber,  en la formación de distintos profesionales, a nivel de postgrado, maestría, doctorados, siempre he tenido como precepto de vida, que somos unos servidores públicos.

El maestro de Maestros

Freddy Marín González es paraguanero de nacimiento, de un pequeño caserío llamado Adaure, ubicado en el municipio Falcón.  “Donde tu vayas debes hacer las cosas bien y con amor, porque definitivamente es la única forma que tienes de hacerlo, entrenándote, dedicándote, pensando que donde vayas debes dejar una huella positiva e imborrable”.

Este altruista por naturaleza se inició como maestro de aula, en su pueblo natal, Adaure. Allí aprendió el verdadero sentido de la posibilidad de compartir lo que tienes. “Soy un fiel creyente que debemos compartir experiencias, vivencias, saberes, formas de vida, estilos de pensamiento, y formas de comportamiento”.

Que acertado en la actualidad es su pensamiento y sentir “Indistintamente tu origen, su tamaño geográfico, siempre guarda excelentes oportunidades para los seres humanos”.

Sus aportes e investigaciones han trascendido espacios y fronteras. “Mis logros pueden dimensionarse, a nivel personal y profesional, ocupacional, primero los logros de verme realizado como ser humano”.

Su legado es saber del éxito de profesionales que él ha participado en su formación, que ellos logren desempeñarse con éxito y altos estándares de competencia. Marín es un histrionista en el aula, en metodología, en la universidad y fuera de ella.

Este privilegio le ha permitido ser padrino de innumerables promociones, “en la universidad tuve la dicha de ser padrino de promociones, antes, durante y después del decanato de todos los programas académicos del Núcleo Punto Fijo”.

“Ese es un indicativo de un sentimiento de agradecimiento de lealtad, de retribuir en gran medida relaciones personales tan hermosas que trascienden en lo académico y profesional, y se convierte en una relación familiar, de compromiso y de afecto”.

Participar en la formación de cuadro de profesionales de relevo bajo un concepto de interacción y trabajo en equipo y redes cooperación es un privilegio, “las potencialidad son inherentes al individuo, pero se fortalecen desde un proceso de construcción colectiva”.

Gracias Malola

El principal ejemplo de vida para Freddy Marín, fue su abuela materna “Malola” a quien sigue amando, “ella me enseñó los principales valores de la vida”.

freddy2“Dios me ha dado la oportunidad de ser exitoso donde me he plantado. No me refiero a los títulos profesionales que he obtenido, pregrado, maestría, doctorado y postdoctorado, sino a las competencias que van asociadas a esos títulos, que me han permitido desempeñarme en el ámbito nacional como internacional”.

Freddy Marín es un hombre que valora la lealtad como principio, entendiéndose a si, como un ser humano leal y transparente. Él tiene la solidaridad como principio, el respeto como ser humano y a las divergencias, a las opiniones diversas y a formas de percibir el mundo. Entre otros valores como la responsabilidad y la puntualidad.

 

 

Cierre de ciclos

Hay dos momentos difíciles en la vida de Freddy Marín. Uno de ellos es la muerte de su Mamá, quien fallece en una grata conversación con él, a sus 22 años. “A ella le dio un infarto mientras conversaba conmigo, eso fue una impresión para mí. Eso me marcó, sin embargo, tuve mi abuela Malola a mi lado para sobreponerme y seguir adelante”.

Otro episodio difícil en su vida, fue la muerte de una prima hermana quien también fallece de un infarto muy joven.  “Los momentos más difíciles de mi vida han estado asociados a la perdida física de un ser querido”.

Él es un hombre decidido y arriesgado en muchos aspectos de su vida, sin embargo, tomar decisiones le cuesta. Durante su trajinar por la Universidad del Zulia, una vez jubilado dice “tengo que cerrar un ciclo en mi vida, en este recinto académico que es considerado su casa”.

“Ese día cuando me despido de mi oficina, un primero de febrero de 2016, al salir me conseguí con una pancarta inmensa ubicada al frente de mi oficina, donde me agradecían todo lo que según ellos yo había hecho, entre ellos estudiantes, obreros, administrativos y profesores”, una despedida que desencadenó su llanto por las demostraciones de afecto y emociones increíbles que vivió.

“El tiempo termina dándole la razón a quien la tiene” dice Freddy Marín. Él es un fiel convencido de esta frase, el tiempo es su gran aliado, “a veces en la vida vamos tratando de justificarnos, tú debes estar tranquilo con tu conciencia que has obrado bien, entonces he tenido como principio de vida, no debemos justificarnos por lo que hacemos o dejamos de hacer”.

Dios me ha dado la oportunidad de trabajar como un servidor, “es la posibilidad que tienes de contribuir con el otro, basado en un concepto de humildad”, por eso se considera un creyente de la voluntad de Dios.

El monte y el montón

“Una cosa es ser del monte y otra del montón”  esta frase la describe Marín por lo siguiente “yo siento que soy del monte y seguiré siendo del monte, porque mis orígenes remontan a un lugar muy apartado de la ciudad, pero yo nunca he sido del montón. Siempre te debes destacar por hacer las cosas bien, por dejar una huella imborrable, para que seamos ejemplo para otros y los impulsemos a lograr sus sueños”.

Y esto lo demuestras alcanzando la excelencia reflexiona Marín “la excelencia es un proceso de construcción y de pensamiento, no se consigue de manera fortuita. Debes internalizar que eres excelente, en la medida que trabajes para serlo y que establezcas las competencias para ser excelente”.

“Lejos de quitarle luz a alguien debes irradiarle el camino”, esto lo expresa a pesar de haber vivido las deslealtad muy de cerca, esto le dejó un lección positiva “me enseñaron a hacer las cosas mejor, tú haces el bien, sin esperar que te lo retribuyan, solo con el hecho de escuchar tu corazón y de estar convencido que debes hacerlo”.

“Si Dios me dio la oportunidad que la Universidad del Zulia me formara, me becara todos mis estudios de postgrado, lo menos que puedo hacer es ayudar a formar a los demás. Hoy veo al mundo desde una perspectiva más amplia,  lo más importante es poder sentirme bien conmigo mismo”, así lo expresó la única autoridad egresado del Núcleo Punto Fijo, en más de 30 años.

Así Freddy Marín, nuestro Héroe Caquetío reveló su propósito en la enseñanza, como un académico inigualable, auténtico, reconocido por su carisma al trasmitir conocimientos sin apegos, sin egoísmo, solo con la convicción de  brillar de forma incandescente.

 

Por Mayra Mendoza

@Mayra13262

Conoce más historias de nuestros Héroes  Caquetíos en www.heroescaquetios.com.ve y en nuestras redes sociales @heroescaquetios y sigue las coordenadas de @freddymaringonzalez

NOTAS RELACIONADAS