ESPECIALES LV | Heladería Polo Norte, icono emblemático que perdura en el tiempo

Personajes populares, costumbres y tradición, avalan los 49 años de vida municipal, del otrora caserío más grande del mundo. Huellas imborrables en el transcender del tiempo, queda reflejado en la Heladería Polo Norte, pionera en el gusto de propios y visitantes de Punto Fijo, bajo un enfoque y receta familiar de tres generaciones.

Segunda y tercera generación de la Polo Norte.

Conservando el mismo inmobiliario, pero con nuevas técnicas en la preparación de sus delicias heladas de fresa, ron pasa, mantecado y chocolate, Mauro Pastori, hijo de Don Bruno Pastori, define a este emblemático local como el sitio de encuentro de la familia paraguanera, pues son 64 años llevando la misma atención, calidad y textura de sus productos.

>>Al pie del cañón<<

Aun con las condiciones económicas de la época, Bruno Pastori, perteneciente a la segunda generación de esta representativa gelatería, expresa que solo la constancia y deseos de aportar a esta tierra caquetía, lo mantienen junto a su núcleo familiar recibiendo y hablando del quehacer cotidiano, acompañando de una tinita pequeña, mediana o grande. “Ante la crisis, debemos trabajar y ante los problemas, están las soluciones y dejar algo a quienes tanto nos han brindado en reciprocidad”, refirió.

Las familias paraguaneras tienen un punto fijo de encuentro.

>>Reflexión<<

La familia Pastori, sin querer mezclar lo político con lo comercial, solo aspiran que los distintos niveles de poder en las áreas de alimentos y bebidas, definan consolidar mayores esfuerzos de atenciones a este tipo de empresas, que a puro pulmón mantienen vivas las ganas de trabajar y sumar voluntades por un futuro próspero en favor de la ciudad de los vientos.

La Tromboy” y “La Trevi”, funcionaron en el Punto Fijo de ayer, pero solo la perseverancia, tenacidad y los deseos de transcenderse en la historia, mantienen a la Polo Norte, como el sitio clave para degustar un rico helado, entre amigos y familiares.

 >> JIRLY ROMERO/ MARÍA J GONZÁLEZ S.

>> FOTOS: FRANKLIN CANELÓN