Viernes, 15 Diciembre 2017

banner-victor-arriba
banner-dile-no-al-odio-2
La-Voz-de-Falcón01

José Agustín Sánchez: “Quiero enaltecer la música venezolana”

José Agustín Sánchez: “Quiero enaltecer la música venezolana”

Después de formarse como compositor y director en el Atlantic College of the United World College (Gales), en el University of Bard College (Nueva York) y en el Manhattan School of Music y Juilliard de la misma ciudad, y de realizar una gira que lo llevó por Katmandú, Himalaya, el monte Everest, Gorak Shep y Kala Patthar, José Agustín Sánchez (San Cristóbal, 1989) no se detiene en su camino por desarrollar su carrera.

Actualmente, está a punto de iniciar en septiembre un recorrido de un año que lo llevará por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, en el marco del proyecto Sonido del Sur, con el que busca ir tras nuevas musas y trabajar en la figura del compositor residente.

“Acabo de finalizar una gira nacional, trabajo que dio pie a la primera composición en residencia de una orquesta venezolana, así como todas las orquestas tienen su director oficial, deberían tener un compositor por lo que llama la atención que Venezuela siendo el país con mayor orquestas en el mundo, no exista la figura del compositor residente”, explica.

Sánchez afirma que este viaje así como sus periplos por Asia, África y Europa le han servido para recolectar información sobre la cultura, la gente y la naturaleza de las regiones que ha visitado. “Partiré a estos países como compositor residente de la Orquesta Municipal de Caracas en búsqueda de esa inspiración”.

-¿Trabajará con orquestas de esos países? 
-Más que trabajar con orquestas de esos países, busco recorrerlos bajo dos perspectivas: la de la gente, la cultural, la de la diversidad de su música, de su comida, de sus flores, de su gentilicio, de sus costumbres, de sus raíces, etc.; y la perspectiva de la naturaleza de sus paisajes, la Cordillera Andina (…) sin esos elementos una obra está basada solamente en la imaginación no en la experiencia física de lo que la inspira. Voy en busca de la inspiración. La inspiración tiene que ser una experiencia real, una experiencia de vida para poder postrarla (sic), escribirla, documentarla en la música.

-¿A partir de qué momento se sintió atraído por componer? 
-Desde siempre. Siempre he sido compositor. Escucho música y la transformo; así fui creciendo como pianista, desarrollando mi capacidad de improvisación y después de que me gradué era evidente que necesitaba escribir, estudiar cómo llevar eso que sentía al papel y reproducirlo. No me especializo solamente en la música clásica orquestal, en mi canal de YouTube (JAS compositor) la gente puede encontrar La leyenda del silbón o Cinco discursos de paz, que es la obra que me llevó al Everest y al Himalaya, pero también puede encontrar trabajos pensados hacia lo popular como RidersVoodoo trío, que es un ensamble donde combino distintos géneros latinoamericanos, europeos y africanos con todas las tendencias existentes.

“Después de que me gradué era evidente que necesitaba escribir, estudiar cómo llevar eso que sentía al papel y reproducirlo”

-¿Se considera un pionero? 
-Quiero explorar formas de que los compositores no dependan necesariamente de una orquesta o institución para crear su música, en ese sentido, sí me considero pionero.

-¿Qué es lo más le llama la atención de lo que se hace actualmente en la música clásica en Venezuela?  
-La música es un lenguaje universal que trasciende todo tipo de cultura, de clases sociales, paradigmas, de límites que las sociedades nos han impuesto. Los venezolanos somos pioneros en este movimiento tan grande, pero considero que las orquestas ya no se deben ver sólo como instrumento de entretenimiento, ellas siguen produciendo las mismas obras de siempre, europeas, del mismo tiempo, del mismo siglo, de los mismos compositores. Tenemos tantos géneros autóctonos que soy de la idea que deberían trascender ese plano y abarcar un porcentaje mayor de lo que se le ofrece al público.

“Cada una de mis obras son un paso para esa búsqueda de sabiduría, de conocimiento”

-¿Cuáles son sus objetivos en la música?
-Como artista, como compositor quiero enaltecer la música venezolana, llevarla al nivel de música universal, por eso es que todas mis obras tienen algo que ver con Venezuela, con nuestra región, La leyenda del diablo de CaroraLa leyenda de la Sayona, son historias folclóricas; llevarlas a lo clásico es mi manera de decir que aquí tenemos un repertorio propio, levantar esa conciencia. Y personalmente, todos estos viajes por inspiración y cada una de mis obras son un paso para esa búsqueda de sabiduría, de conocimiento, de querer entender cuáles de mis capacidades pueden ser provechosas para la sociedad.

Con información de EU

LEA TAMBIÉN:

 

NOTAS RELACIONADAS