Viernes, 23 Febrero 2018

Banner victor header
La-Voz-de-Falcón01
Cintillo para La VOz

Padres se las ingenian para complacer la fantasía de sus hijos

Padres se las ingenian para complacer la fantasía de sus hijos

El alto costo de los disfraces obligó a los representantes esta temporada carnestolenda a ingeniárselas para poder satisfacer a sus hijos con un atuendo que sea original y divertido a la vez.

Los disfraces en las tiendas se consiguen desde 400 mil, pasando por un millón 700 mil y hasta los 3 millones de bolívares, dependiendo del modelo.

En un recorrido efectuado por el equipo de ÚN por varios locales comerciales en el casco central de ciudad capital, se constató que los disfraces con mayor demanda son las princesas y los superhéroes de cómics.

Así lo confirmó Miriam Bagua, vendedora de uno de los negocios, al aseverar que “los niños piden siempre disfraces del Hombre Araña, Thor o Iron Man, mientras las niñas mueren por uno de princesita”.

No obstante, los encargados de algunos de los comercios hicieron saber que muchos dueños dejaron de pedir mercancía a los proveedores debido al alto costo de los trajes.

“También sucede que ha disminuido la compra de este tipo de artículos; ya no es como antes, la gente tiene otras prioridades”, mencionó Lilian Rodríguez, una comerciante.

Alternativas. También al entrar en contacto con varios representantes se comprobó que muchos padres han optado por disfrazar a sus niños con trajes ecológicos, lo cual les ha servido para economizar y al mismo tiempo seguir con la tradición.

La gente explicó que la iniciativa los ha llevado a confeccionar diseños con papel periódico, boletos del Metro, foami, cartón, madera, bolsas y vasos.

Por otro lado, otro grupo de representantes reveló que ante la imposibilidad de costear la compra de un disfraz, han preferido llevar a sus hijos a diferentes lugares: parques, playas, plazas, cines, heladerías, museos, entre otros, que son opciones que les resultarían más prácticas y les darían otro tipo de distracción a los chamos durante el asueto.

Autóctonos. La sugerencia del uso de materiales reciclables para la creación de disfraces ha tenido conexión con la propuesta de la Alcaldía de Libertador, ente que denominó a los actuales Carnavales Caribes 2018, precisamente para rescatar los valores culturales propios de los venezolanos.

Personal del ente municipal explicó durante el acto inaugural realizado el pasado jueves, que la intención es que los niños reflejen modelos nacionales y no personajes de otras culturas.

De hecho, la alcaldesa Erika Farías manifestó que “estos carnavales se llaman Caribes porque queremos resaltar nuestra cultura”.

El personal del municipio indicó que hacer trajes sobre personajes de la historia nacional resulta menos oneroso, sale más barato y tan divertido como los de las historietas.

En el desfile que dio inicio a los Carnavales en la ciudad capital abundaron los chamos vestidos de llaneros, obreros de construcción, así como niñas que lucían vestidos creados con papel periódico, con un resultado final sorprendente.

Los diseños exhibidos por los chamos constaban de prendas sencillas, mayormente elaboradas en su hogar y que al ser bien combinadas cumplen su cometido. Edson Tenías/Frank Hernández.

Últimas Noticias

NOTAS RELACIONADAS