Domingo, 17 Diciembre 2017

banner-victor-arriba
banner-dile-no-al-odio-2
La-Voz-de-Falcón01

Temer abre frente contra el fiscal para mantener el poder

Temer abre frente contra el fiscal para mantener el poder
El Presidente está cada vez más contra las cuerdas

El Supremo Tribunal Federal envió ayer los cargos de corrupción contra el presidente Michel Temer al jefe de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, rechazando un pedido preliminar de los abogados del mandatario

La denuncia del fiscal general, Rodrigo Janot, ha colocado el destino de Temer en manos del Congreso, como le ocurrió en 2016 a Rousseff. La Constitución brasileña establece que una actuación judicial contra el presidente tiene que ser avalada por dos tercios de la Cámara de Diputados.

No obstante, Temer ha dejado claro que se va a aferrar al cargo hasta las últimas consecuencias, aun a riesgo de conducir a Brasil a la parálisis y de provocar un conflicto con el poder judicial.

El Presidente afirmó ser víctima de una “infamia” y arremetió duramente contra Janot, quien presentó una denuncia contra el mandatario por corrupción pasiva.

“No permitiré que me acusen de crímenes que jamás cometí”, dijo Temer al tiempo que acusó al ministerio público de actuar por razones políticas.

El Jefe de Estado pidió “pruebas concretas” al fiscal general, a quien, irónicamente, acusó de “reinventar el código penal para incluir una nueva categoría, como la denuncia por hilación, que supone un precedente peligrosísimo en el derecho”.

Guerra judicial

El mandatario brasileño en respuesta a la denuncia de la Fiscalía ha deslizado contra Janot insinuaciones de corrupción.

Afirmó que uno de sus antiguos colaboradores gana “millones” en un bufete que defiende a los dueños de JBS y que además pactó el acuerdo de cooperación judicial de esa firma, algo que negó rotundamente la Fiscalía.

“Este señor, Marcelo Miller (antiguo asesor de Janot), ha ganado millones en su nuevo trabajo” y “en las nuevas leyes penales de la hilación podríamos concluir que tal vez esos millones no fueron solo para él” y pudieran haber beneficiado incluso a Janot, insinuó.

Sin embargo, aclaró que en su condición de abogado y “hombre con responsabilidad” no puede “hacer hilaciones” ni “denunciar o acusar a alguien sin pruebas”, como sostuvo que el fiscal general ha hecho con él.

Cada vez más contra las cuerda, el Presidente no solo no va a dimitir sino que está dispuesto a supeditar toda la política del país a una cruzada personal por la supervivencia en el poder.

Para la supervivencia política de Temer es vital mantener el apoyo de su principal aliado, el Partido de la Social Democracia Brasileña (Psdb).

Mientras, Maia es acusado de no atender más de 12 solicitudes de impeachment contra el Mandatario.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTAS RELACIONADAS