El coronavirus golpea la industria de las apuestas deportivas

La suspensión y cancelación de ligas alrededor del mundo han dejado enormes pérdidas económicas.

Ahora que las ligas deportivas se están cancelando en todo el mundo debido a la pandemia del coronavirus covid-19, los operadores de apuestas están buscando planes de contingencia.

En el estado de Nevada, el gobernador Steve Sisolak ordenó el cierre de los casinos y casas de apuestas el pasado martes. Previo al cierre indefinido, los casinos y las casas estaban luchando por encontrar apuestas que ofrecer, con casi todos los eventos deportivos en el mundo puestos en pausa.

En Estados Unidos, todas las principales ligas deportivas han sido cerradas o canceladas. Las temporadas de la NBA, MLS y NHL se suspendieron, mientras que los entrenamientos de primavera de Grandes Ligas se cancelaron y el inicio de la campaña se retrasó.

Mientras, la NCAA ha cancelado sus torneos de baloncesto masculino y femenino, apodado como el “March Madness”. Además, la mayoría de las principales ligas de fútbol, como la Premier League de Inglaterra, La Liga de España y la Serie A de Italia, también han sido suspendidas.

Cancelar o posponer han sido las medidas en los eventos deportivos para proteger a los jugadores, el personal y los fanáticos de la exposición en espacios cerrados.

Buscan contenido y eventos para apostar

En la casa de apuestas William Hill, con sede en el Reino Unido, los empleados han explorado el mundo en busca de posibles acciones.

“Le dije a un par de nuestros técnicos que se pusieran trajes de esgrima y podríamos transmitirlo”, dijo el CEO Joe Asher en una entrevista con el Washington Post. “Obviamente estoy bromeando, pero esto es todo lo que estamos haciendo: tratar de encontrar contenido para que la gente apueste”.

Alrededor de cuatro millones de estadounidenses hacen apuestas legales en el March Madness en casa de apuestas deportivas y en línea, según una investigación de la American Gaming Association.

“La cancelación de March Madness fue un verdadero golpe en las entrañas de nuestra industria”, dijo Asher, quien agregó que los primeros tres días del torneo masculino a menudo equivalen a la cantidad apostada en el Super Bowl.

Ahora, los cabilderos de las industrias de las apuestas están presionando al Congreso para obtener dinero para sostenerse en medio de la emergencia causada por el coronavirus.

Empleos en peligro

Chris Grove, socio de Eilers y Krejcik, una firma de investigación y consultoría de apuestas, dijo al Washington Post que no espera que los estados con nuevas industrias cierren las casas de apuestas deportivas o las aplicaciones de apuestas, aunque algunos podrían enfrentar despidos.

Sin embargo, hay un sector de apuestas que dice que se está beneficiando del golpe a las casas tradicionales. Compañías como One Up y Players’ Lounge permiten a los usuarios apostar por sí mismos en juegos como Madden, NBA 2K y FIFA, con una tarifa de entrada promedio por juego que ronda los $20. Estas empresas han visto un aumento del 40 por ciento en las entradas, dijeron ambas compañías al medio estadounidense.

“Dada esta grave crisis, somos un negocio que afortunadamente puede ver algunos beneficios de las personas que se quedan en casa “, compartió Austin Woolridge, CEO de Players’’ Lounge, al Washington Post. “Estamos en esta intersección donde no hay deportes que ver ni nada por lo que apostar, y es una oportunidad para participar en un nuevo formato por primera vez”. Reseña su portal web El nacional.

LEA TAMBIÉN: